Tender Vortex Amanecer, Instalación Hall Central Museo Mar by Estudio Normal, Mar del Plata, Argentina, 2014

El Tender es una idea de Martin Huberman, de Estudio Normal, con el que colaboré hace varios años en la creación del Tender Whipala en la Tabacalera de Madrid.

El Tender Vortex busca traducir de manera simple y honesta la fascinación del hombre frente a los fenómenos naturales, buscando poner en evidencia el sentimiento que lo lleva a observarlos, estudiarlos, entenderlos, representarlos y hasta desear “habitarlos” al menos por un instante.

Inspirado en el imaginario pictórico-científico que deriva del estudio de tornados, huracanes y tormentas y por la más pura atracción que genera lo simple y poderoso de sus formas, se buscó poner a prueba al Tender como lenguaje material y usarlo para construir un tornado de madera de escala natural.  

La escala cromática de ambas piezas que componen el conjunto escultórico, el Vortex y su  camastro, está inspirada a su vez en el espectáculo visual de un amanecer en el mar, en dónde el cielo se descompone en un gradiente que traslada a la noche hacia el día y que parece repetirse horas más tarde cuando en el atardecer el día, una vez más, se transforma en noche. La obra se inspira en ese momento de luz natural al que la cultura popular le ha conferido un nombre propio, como si fuera un ritual de pasaje entre antagonistas, noche y día, un punto de encuentro entre opuestos que no pueden convivir. 

Ese instante justo en el que el sol hace su entrada en el horizonte queda congelado eternamente en la obra que indaga sobre las cualidades del deseo humano, por un lado las científicas, el observar, comprender y la búsqueda por reconstruir lo que sucede en la naturaleza, y por el otro lado las fantásticas que nutren a estos fenómenos con el poder de desdoblar la realidad, de funcionar como portales a otros mundos, como aquel tornado que traslada a Dorothy a la tierra del Mago de Oz.
Desde lo simple del broche como elemento constructivo a la complejidad de verse reflejado en el ojo de una tormenta congelada, al final de un túnel de color, la obra busca impactar, abrir la conciencia espacial y remontar los sentidos del visitante a esos lugares comunes de encuentro con lo inconmensurable del mundo natural.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s